AQUI PUEDES SEGUIR ESTE BLOG

jueves, 22 de enero de 2009

CUENTO CON CE

Cuento cuidadosamente construido con ce:

Carmiña camellaba como cualquiera -clarifico concepto “cualquiera”: como casquivana, como confianzuda, como callejera- caminaba calles capitalinas contoneando caderas, cazando clientes. Consumía cigarrillos (Caribe), cerveza (Costeña), cápsulas (Cebión)… con cabello castaño claro, cuerpo con curvas, cara coloreada con cuantioso carmesí, cuello como cisne, corsé con cintas colgantes, cinturón cuero culebra, calzado cuero cocodrilo, carterón corroido con colores contrastados. Ceño cansado, cadencioso caminar… ¡completamente concupiscente!.

Caminando cazó cliente, cliente corpulento con carro (Citroën), camisa carísima (con cocodrilito), corbata (Capezio) costosísima, calzado (Corona) con colores clásicos, calcetines (Cordani), cumbamba con candado, colonia (Cartier) cautivadora, cara coqueta. Cliente con casamiento consumido, con complicaciones caseras consuetudinariamente compraba cariño callejero.Cliente cuestiona Carmiña… “¿Cuánto?” Carmiña comienza cuenta compleja, calcula: Carro, corbata, clase, categoría, capital considerable… “cincuenta” -comenta; cliente consulta cartera cuero color café… cuenta con cuidado, con cara codiciosa, comercia: “Cuarenta”, Carmiña consistente, canta: “cincuenta”… cliente convencido con costo cede: “Cincuenta, camine”.

Cliente conduce carro, ciudad capital, calles, cantinas… centro: carrera catorce con cuarta (cerca Candelaria), cuchitril currambero, Carmiña - cliente comparten coñac, conversan, cosas caseras, cosas camello, contexto colombiano, canallada cabecillas criminales, circunstancias crueles con ciudadanos comunes... -Cinco coñacs. Comentan condiciones contrato: coito corto, cero cóleras, cero cachiporrazos, cero cocaína, compensación cumpliendo complacencias. Cliente consulta constantemente cronómetro… ¿Cuándo comenzamos cuchi-cuchi? Carmiña con calma, consume colilla, comenta: “Camine”.

Cuarto con cenefas cursis, cortinas cochinas, claraboyas curiosas con claroscuros, cuadros convencionales, catre colosal. Cliente consume cápsulas catapultadoras… Cliente cauteloso colocase condón. Carmiña con certeza comienza camello cabalgando cliente, - ¡cliente contentísimo!- Carmiña cumpliendo cabalmente con camello compone Camasutra completo (camasutra con ce… colombiano, claro): Carretilla, cuna, cabalgata, columpio, cucharita, caricias… ¡cuanta cochinada conocida! -correcto: Camasutra completo-. Cliente campante… Cúspide, cumbre, cima, cresta, caudal, corriente, cascada, cataratas… cataclismo… culminación, clímax… cansancio.

Cliente convulso ciertamente complacido, cancela Carmiña cien. Contrato cumplido, cancelación correcta. Cada cual comienza confianzudamente colocándose cucos, calzoncillos, calcetines, camisa, corbata, calzado, carteras, Cliente carro, Carmiña calle…-¡Catástrofe compañeros!. Condón construido Corea con cero calidad, con cráter contraproducente, cavidad capullo, causa concepción casual. Carmiña concibe criatura. Carmiña como condenada, comienza calvario con crianza… Carmiña colérica, crispada, contrariada cede criatura.

Calixto criado con comadrona. Calixto con cutis claro, cabello castaño consonante con cabello Carmiña. Crece: cuatro, cinco, cuando cinco colegio, cuando colegio: cuadernos, crayones, columpios, cuentos, colombinas… colegial concentrado, caritativo, comprensivo, colega carismático, colaborador con cada compañero.

Calixto crece. Cuando Calixto catorce conoce Carlota; Carlota, cuarentona cuidadosamente conservada, circunvecina, ciclista compulsiva, cero cigarrillo, cabello con canas coloreadas, cuerpo celestial comparado con culicagadas, -cuarenta calendarios, calurosos… calientes… ¡candentes!- cuchibarbie coquetona; conoció crecimiento Calixto. Carlota continuamente codició cuerpo, cara, castidad Calixteña– cazadora curtida, comienza conquista Calixto. Calixto cándido come carnada. Comparten cópula.

Consumada circunstancia carnal, Carlota culpable confiesa Calixto: “Conocí Carmiña… ¡compañeras camello!… ¡camaradas!… ¡compinches!… Cuando camello concedía comodidades, compañeras ciudades como Cali, Cartagena, Cartago, Cúcuta… Colombia completa”.Calixto consternado: “¿Cómo? Carmiña casquivana, callejera, cuquifloja, culipronta…” Calixto confundido consulta clarividente: Cassandra (Carácas con cuarenta). Cassandra concentrada consulta canica cristal “Calixto, ¡Calamidad Celestial! -comenta- confirmado, concebido casualmente”.

Calixto con congoja, considérase cucaracha canequera: Clama confundido contemplando cielo: ¡Cómo! ¿cómo?, ¡concebido con cliente! ¿Cuál?… ¿Constructor? (corroncho) ¿Carnicero? (cuchillero) ¿Conductor? (cretino) ¿Cura? (cachondo) ¿Contador? (cicatero) ¿Canciller? (corrupto)… cualquier ciudadano… ¡Caray!, ¡Carambolas!, Cáspita, ¡Carachas!... ¡Carajo!

Calixto consternadísimo, camina cabizbajo. Colapsa.

Concluye cruelmente contrato cósmico… consumiendo cianuro.

Cuento continuará… (Carlota carga cigoto).

Cuento craneado: Carlos

20 comentarios:

TioRico PoKer dijo...

Genio

Asimov666 dijo...

No jodas XD.. que imaginación.. de donde sacaste todo eso..y para completar continuará....

Buenísimo el cuento.

TioRico PoKer dijo...

alli estaremos,

Art.DM. dijo...

Impresionante, maestro.

Administrador dijo...

Concienzuda composición conspícua, concienzuda. Comento canción coincidente, conjunto crápula. Cachondo:

Mamá Ladilla: En el vergel del edén:

En el vergel del edén embébese Esther del leve mecer del relente.

- Excelente. Vegeté tres meses en el éter. ¡Fetén!

De repente, Pepe, ese mequetrefe que es gerente de Mercedes Benz se yergue de entre el verde césped, emergente, el repelente Pepe. Esther se estremece.

-¡ Bejjj! ¡Qué peste! ¿Qué pesebre es éste? ¿Es que repeles el gel? ¿Es que este pene es decente?

Enternécese Pepe.

- Es que dejé que el semen que eyecté se reseque. Pensé: que estrene Esther este presente. Te reservé merengue de trece meses. ¡Bebe!

- ¿Beber? ¿Beber de ese enclenque esqueje? ¿Crees que me embelesé? ¡Que te den! Qué cerdete eres. Que te enteres; mereces fenecer en el retrete entre heces que defeque Peret. Enfermé de verte. ¡Vete! ¡Vete! Métete el pene en el bebes. Entretente este semestre en extender ese repelente semen en el eje del Mercedes Benz.

- Esther…

- ¡Que me dejes! ¡Que te bese el membrete el bedel!

- Es que, Esther, Pepe es el jefe. Pepe es el que debe extenderte el cheque de este mes. Bebe, Esther.

Conclusión:
Es menester que Esther cercene el pene de Pepe, ése pelele de jefe que cree que merece peerse en el vergel del edén.

ZambranoFz dijo...

Creativo, con cerebro caliente, capacitado, casi clarividente.

Jubi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jubi dijo...

¡Cómo compones colega! ¡Cuanto caudal cacofónico! Cada cita contiene calidad, cada concepto carisma, cada caracter catarsis.

Confidencialmente compañero:¡Cojonudo!

Wolfyllow dijo...

Hay varias cosas por internet que merecen ser apremiadas, y esta es una de ellas: genial! ;)

(Este fue el motivo por lo que Krusty, de los Simpsons, no podía pronunciar "k/c" xDD)

Manu dijo...

Impresionante :)

Jorge Rivero dijo...

Sencillamente: chapó !

El_principín dijo...

Qué bueno...

Astier (ex-Lucas Scully) dijo...

¡¡¡ eselente !!!

Carlos López dijo...

Gracias a todos por los comentarios...

Álvaro dijo...

Me dejaste sin aliento.... y sin palabras (con ce)!!!

Roy Ramker dijo...

Lo que puede dar de sí un cuento con la ce, ¡chapeau!

jenny sol dijo...

uyyyyyyy profe lo felicito se fajo con ese cuento ,muy creativo mis mas sinceras felicitaciones....!!!!!

ktherinserrato dijo...

nunca habia leido algo así de verdad lo felicito...

Anónimo dijo...

Profe, perfectamente producida publicación

Alejandra Goyes dijo...

No lo había leído, pero le repito que usted escribe de una manera impresionante...